Rubén Darío

Un sábado del mes de febrero de 1916 cambió para siempre la historia de la literatura en lengua española. Los funerales de quien diera nombre a toda una época de la literatura, iniciaban en la Catedral de León, la misma en que fue bautizado, con honores de príncipe de la iglesia.

A partir de ese 6 de febrero, La historia de la Literatura castellana debe de contarse desde antes de Rubén Darío y después de él. Todos los poetas de América y España que transformaron la historia del siglo veinte, están marcados por su influencia y sus obras acusan profundas raíces que se nutren de ella.

Su impulso creador fue capaz de engendrar un proceso dinámico que ha dado una generación tras otra de escritores. Grandes maestros de la literatura como Federico García Lorca, Rafael Alberti, César Vallejo, Pablo Neruda, Jorge Luis Borges y Octavio Paz, se amamantaron de su sabia y fructificaron obras de trascendencia universal.

En Nicaragua, Rubén Darío no sólo tiene una significación literaria, sino que encarna la identidad cultural de la nación. El hecho de que un país pequeño, desde el oscurantismo del siglo Diecinueve haya sido capaz de dar un genio universal de su calibre, representa una síntesis, y a la vez un impulso permanente que habrá de marcar la esencia de Nicaragua para siempre.

Rubén Darío

Una respuesta para “Rubén Darío”
  1. el nica
    11.22.2010

    el orgullo de nicaragua,


Comentar